¿Cómo evitar el Mail Spoofing?

02 Oct ¿Cómo evitar el Mail Spoofing?

Mail Spoofing

El Mail Spoofing es la suplantación de la dirección de correo electrónico de otra persona o entidad

Mail Spoofing es cuando alguien te envía un correo en el que un ciberdelincuente podría hacerte creer que el correo te lo ha enviado una persona o una empresa conocida, cuando en realidad no son ellos los que realizan este envío.

Por lo general es relativamente sencillo reconocer un mensaje fraudulento porque suelen estar mal escritos, mal traducidos o con erratas.

Los mensajes de este tipo suelen ser muy cortos e incitan a tu curiosidad, como por ejemplo: “¡Mira esto!”, “¡No sabía que habías hecho esto el fin de semana!”, “¡Vaya fotos!”… y a continuación, suele haber un enlace o te piden que abras un archivo adjunto.

Sin embargo, hay casos en los que la estafa está mucho más elaborada y puede ser más difícil de reconocer.

Por ejemplo, en una estafa real de suplantación del Banco Popular, enviaban un mensaje con un archivo adjunto que mostraba un formulario que había que rellenar para poder utilizar la tarjeta bancaria.

Por supuesto se trataba de un programa malicioso que enviaba los datos a una organización de hackers.

Los ciberdelincuentes pueden suplantar una gran variedad de servicios con la intención de confundirnos.

Los servicios más suplantados son:

  • Pasarelas de pago online (PayPal, MasterCard, Visa…).
  • Tiendas online.
  • Redes sociales.
  • Empresas de servicios (Microsoft, Apple, Google…).
  • Empresas de mensajería.
  • Juegos online.
  • Organizaciones públicas (Agencia Tributaria, Correos, Policía Nacional…).
  • Ofertas de empleo.

¿Cómo evitar el mail spoofing?

  • No envíes datos confidenciales o importantes por correo electrónico y si tienes que hacerlo, envíalos encriptados.
  • Desconfía de los mensajes que te apremian a hacer clic en un enlace, aunque el mensaje te lo envíe un remitente conocido.
  • No abras nunca archivos adjuntos a un mensaje del que tengas la más mínima sospecha que pueda ser fraudulento.
  • Siempre que tengas dudas, puedes contactar con el remitente utilizando un medio que no sea el correo electrónico.

En definitiva, para estar a salvo del Mail Spoofing, como pauta general sé desconfiado y asegúrate bien antes de abrir los correos.



¡Contáctanos!